El plan para mejorar la atención de salud a través de la tecnología

Fuente: Diario Financiero Ver Aquí

El Hospital Digital, iniciativa del Ministerio de Salud que será lanzada oficialmente en abril, es la gran promesa para avanzar hacia un cambio de paradigma en el sistema público, con atención remota día y noche y soluciones basadas en Inteligencia Artificial o Internet de las Cosas.

Por Airam Fernández

Potenciar el uso de la nube, Machine Learning, Inteligencia Artificial (IA) e Internet de las Cosas (IoT) para mejorar la atención de salud es la meta que se ha trazado el sector para este año.

Desde el Ministerio de Salud (Minsal) planean concretarlo con el Hospital Digital, una marcada tendencia a nivel internacional desde hace varios años y que ahora, será lanzado oficialmente en abril, tras dar sus primeros pasos en noviembre pasado con las atenciones a distancia.

“Es una manera de entregar una serie de servicios complementarios para facilitar la vida de las personas, como el seguimiento de los pacientes a distancia, el control de los enfermos crónicos, la alerta temprana frente a complicaciones, la entrega de medicamentos cerca del domicilio, el agendamiento en línea para evitar que las personas se levanten a las seis de la mañana, la orientación y la educación de la población y la trazabilidad del registro clínico que acompaña al paciente, independiente de donde se encuentre”, explica el ministro de Salud, Emilio Santelices.

El proyecto emblema de la cartera estará constituido sobre una nube de información para almacenar todos los datos de salud de las personas y entre sus objetivos plantea lograr el monitoreo de pacientes crónicos a través de dispositivos basados en IoT, con pulseras que miden la frecuencia cardíaca, por ejemplo, junto con mejorar el manejo de datos de la red de salud a través de reportes de gestión en tiempo real, para generar modelos predictivos.

Estrategia aplaudida

A pesar de que los desafíos que implica son importantes, en la industria hay consenso en que esta es la estrategia más acertada para impulsar la innovación y estar a la par de los sistemas de salud de países desarrollados.

Si bien las tecnologías que contempla ya están siendo implementadas por otras industrias como la del retail, manufactura o la banca, su irrupción en un proyecto como un hospital es algo nuevo, pero con mucho potencial, destaca Wilson Pais, director de Soluciones de Transformación Digital de Microsoft Chile, empresa que suscribió un acuerdo con Minsal para impulsar la salud digital.

Para Pais, la iniciativa tiene “todo el potencial para transformar el sistema y mejorar drásticamente la atención ciudadana”, al implementar soluciones de Customer Relationship Management, atención y gestión de clientes, IoT, IA o uso apropiado de computación en la nube, en un contexto regional donde se estima que para 2050 aumentará la prevalencia de enfermedades crónicas y donde el volumen de datos de salud aumentará a 2.314 exabytes en 2030.

“Por esto es esencial que las instituciones de salud comiencen a migrar sus procesos a la nube para facilitar el almacenamiento, así como el intercambio de información del paciente para proporcionarle un mejor cuidado y atención”, señala el ejecutivo, agregando que “volver inteligentes los datos y trabajar con algoritmos predictivos permitirá invertir adecuadamente en prevención y asegurar un aumento en el número de años de vida saludable”.

Desde GE Healtcare también se refieren a este último punto y sugieren aplicar soluciones como Applied Intelligence, que además de incidir en la mejora de la calidad de vida y cuidado de los pacientes, también optimiza los diagnósticos.

Para Emilio Muse, médico radiólogo y asesor de Toth – Cuidate, también es importante considerar otro factor como el envejecimiento de la población. El último informe de la Cepal proyecta que en 15 años Chile tendrá más adultos mayores que niños y, en ese escenario, una estrategia como el Hospital Digital es quizás la mejor forma de atender esa necesidad. }

“A través de la tecnología podemos llegar a más pacientes, sin tener que aumentar mucho los recursos humanos, físicos y financieros. Es la forma más eficiente de poder llegar a mucha gente”, señala Muse.

Sobre todo, porque muchas veces no es necesario que los pacientes se movilicen y porque gran parte de las actividades en la atención de salud sólo requiere “simples intercambios de información”, agrega Ricardo Mateo, académico de la Universidad de Navarra.

Desafíos

Para Michel Moya, gerente general de I-Med, los esfuerzos gubernamentales van por la línea correcta. Sin embargo, advierte que hay que prestar especial atención a la seguridad, en línea con la alerta emitida por Kaspersky Lab tras la última edición de la feria CES en Las Vegas, cuando afirmaron que, pese al auge del desarrollo de dispositivos médicos conectados, “el nivel de seguridad de estos equipos no ha avanzado a la par”.

A juicio de Moya, en una industria que sigue desarrollando dispositivos inteligentes y aplicaciones que se hacen cargo de todo el ciclo de atención, desde productos de monitoreo remoto, hasta soluciones de diagnóstico y tecnología wearable, “uno de los desafíos relevantes es el resguardo de la información, por lo que todas las entidades que participen deben anticiparse y tomar las medidas necesarias para asegurar esto a la ciudadanía”, asevera.

Muse sostiene que la estrategia que impulsa el Minsal requerirá alinear a muchos usuarios en todo el país, lo que en la práctica podría ser complejo. “Muchas veces las integraciones son complicadas, ya que tendrán que conversar distintas plataformas con distintas empresas”, dice.

Más allá del Hospital Digital, la interoperabilidad y la manera en la que se integrarían privados y públicos, es un factor que también observa el ejecutivo de I-Med.

El diseño también impactará en la forma de conversar de cada hospital, señala Liliana Neriz, académica del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

“Lograr un diseño digital para cada hospital adaptado a la realidad del mismo es crucial, porque el Guillermo Grant Benavente de Concepción es diferente del Padre Hurtado y así existen más de 100 hospitales para los cuales conviene desarrollar un diseño adaptado”, advierte.

Alberto Martínez, gerente general de Siemens Healthineers en Chile, pone la lupa sobre la adaptación del capital humano y la gestión de estos cambios. “Por ejemplo, las soluciones de IA requieren análisis muy concienzudos sobre cómo implementarlas. No es tan fácil como un día llegar a decirle a un radiólogo de un hospital ‘tenga, a partir de ahora tenemos esto, utilícelo’. Es un proceso largo de conciliación donde la gestión del cambio es muy importante”, señala Martínez.

Para el ministro Santelices, la formación de nuevos profesionales es otro punto esencial para la implementación del plan que lidera. “Deben ser entrenados con una mirada de trabajo en conjunto, entendiendo que la tecnología tiende a igualarnos”, dice.

Y en el ámbito de las universidades, Neriz sostiene que se debe investigar “más y mejor”, fortaleciendo la colaboración con hospitales y profesionales de la salud, para desarrollar nuevos modelos, conceptos, prototipos y servicios que permitan abordar las necesidades de atención.

Con una mirada más amplia, Wilson Pais, de Microsoft, cree fundamental involucrar a la mayor cantidad posible de actores locales, regionales y globales, empresas grandes, medianas y startups.

“Existe innovación, talento humano y calidad de crear soluciones, pero requerimos más ideas para poder abarcar todas las demandas e iniciativas, sobre todo en el caso del Hospital Digital”, resalta.